¿Qué prefieres? ¿De uno o de dos puntos?

La mayoría de jugadores de airsoft, ya sabe qué hacer con una correa de uno o dos puntos, pero aún, son muchos los que no entienden muy bien cuáles son los beneficios de llevar una correa de este tipo. Por otro lado, como esta publicación está destinada a lectores de todos los niveles y recientemente son muchas las personas que se están iniciando, vamos a hablaros un poquito de las correas tipo MS2 ( Multi Mission Sling System)

Este tipo de correa es quizá la más utilizada, tanto en el mundo del airsoft, como por los profesionales de muchos de los cuerpos de fuerzas especiales que conocemos. La correa está formada por dos extremos con un enganche metálico en cada uno, un asa de ajuste y una parte de aro metálico para convertir la correa de dos puntos a uno. Siendo este el caso, podemos llevarla tanto para usarla de forma diestra como zurda.

El objetivo que persigue este tipo de elemento en nuestra equipación es el de llevar nuestro fusil, colgado de forma segura para en cualquier momento, soltarlo sin tener que abandonarlo y poder hacer uso de otro tipo de arma (secundaria en la mayoría de los casos) o acceder a otras partes de nuestro equipamiento sin tener que sujetar con nuestras manos el fusil.

Las correas tipo MS2 se pusieron en lo más alto de las listas de objetos tácticos más usados en entrenamiento y primera línea de combate de la mano de Magpul. Son varias ya las versiones de correa que existen, pero la más usada y apreciada por los profesionales sigue siendo su versión MS2.

En el momento en el que tenemos que elegir una correa de transporte para nuestro fusil, una de las cosas a tener en cuenta es que sus elementos de sujeción sean metálicos. Esto encarece un poco el precio de la correa, pero nos asegura un correcto funcionamiento.

 

Para mostraros como colocar la correa, no hemos seleccionado una nueva que quede bien en las fotografías, sino una que tiene más de cuatro años, para que veáis lo que puede llegar a durar una de estas correas si la compramos con un mínimo de calidad. El mecanismo es muy sencillo. La correa tiene dos enganches, uno de mordida en un extremo y el otro con un pasador que abre la anilla de enganche en el otro. También, tenemos cerca de uno de los extremos una anilla en forma de D. Para poner la correa en posición para usar de un punto, debemos enganchar el enganche de mordida en la anilla en forma de D, tal y como se ve en la fotografía 1 pasando la correa a modo de cabestrillo por debajo de uno de nuestros brazos. Los diestros, pasarán el brazo derecho por dentro de la correa y los zurdos lo harán al contrario.

Una vez hecho esto, el extremo de la correa con el enganche con pasador lo engancharemos en la anilla de transporte que tenga nuestra replica (fotografía 2) y nos aseguraremos que el pasador está bien puesto para que esta no se abra de forma accidental.

En la fotografía 3 podréis a preciar como queda la correa con los enganches hechos para llevarla para trabajar con un solo punto. Y es que llevar una correa de un punto significa que solo podremos anclar en un punto del arma la correa para portarla. Una vez que tenemos los anclajes bien hechos y tenemos claros si somos zurdos o no para saber que brazo pasamos por en medio del lazo que forma la correa, solo quedará tirar el asa hacia arriba para ajustar la correa al máximo para ceñirla al cuerpo o tirar hacia abajo para soltar más correa si esa forma nos sentimos más cómodos.

Las correas tipo MS2 pueden usarse para llevar sujetas nuestras replicas, tanto de un solo punto del arma como de dos. Con las dos formas podemos conseguir un gran trabajo y respuesta de estas correas.

 

Para llevar nuestro fusil cogido por dos puntos con este tipo de correa, tendremos que desenganchar el extremo que tenemos enganchado en nuestra anilla de tipo D y engancharlo a la parte delantera del fusil. Para poder hacerlo, el fusil debe tener una anilla similar a la que mostramos en la imagen 7 para poder engancharla. Una vez hecho esto, eliminaremos la posición de cabestrillo de la correa y podremos ajustar la correa para llevar nuestro fusil pegado a la espalda mientras usamos nuestra arma secundaria o simplemente dejaremos la correa al rededor de nuestro cuello con los brazos totalmente fuera de la corre para poder apuntar de forma cómoda llevando el arma anclada de dos puntos.

Para llevar el arma anclada de dos puntos, esta debe tener una anilla específica para ello. Si no la tiene, existen soluciones en el mercado para implementarla.

En esta secuencia de imágenes podemos observar una forma de llevar la correa de dos puntos en medio de una refriega en la que tengamos que abrir fuego. En realidad es sencillo pasar de un punto a dos punto si tenemos claro en qué momentos queremos una posición u otra.

Aunque recomendamos encarecidamente la versión MS2 de la corre, ya que, es la que mejor nos ha ido a nosotros, tenemos que informaros que la misma marca Magpul u otras de imitación fabricadas para su uso en airsoft, ha desarrollado dos versiones más de la correa. Estas son las MS3 y MS4. En lo que se diferencian, básicamente, es en el ancho del correaje y en la forma de los anclajes. La que menos nos ha gustado es la MS4 por sus anclajes de botonera metálica. Al estar acostumbrados a cambiar de diestros a zurdos en medio de cada partida, nos parece que tenemos que adaptar demasiadas cosas del fusil para poder llevar esta versión de la correa. Poner una anilla compatible, puntos para agarre de la botonera, etc. Sobre la MS3, lo único que podemos decir es que varía de la MS2 en el tipo de enganches que lleva. Estos son más anchos y se complica un poco anclar dependiendo de la anilla que llevemos en el fusil. Pero bueno… …al final, eres tú el que elige!!!